La tormenta tropical Alberto se forma en el suroeste del Golfo de México; 1ra tormenta con nombre

Autor: Nelisa Reyes Cardalda
Publicado: Actualizado:

(AP) — La tormenta tropical Alberto se formó el miércoles en el suroeste del Golfo de México, la primera tormenta con nombre de lo que se prevé que sea una agitada temporada de huracanes

Alberto, que trae fuertes vientos, aguaceros y ha provocado algunas inundaciones en las costas de Texas y México, tocará tierra firme en el norte de México el jueves, de acuerdo con los pronósticos.

“Las fuertes lluvias y agua, como es habitual, es lo más importante de las tormentas tropicales”, dijo Michael Brennan, director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Alberto se ubicaba a 300 kilómetros (185 millas) al este de Tampico, México, y a 480 km (295 millas) al sur-sureste de Brownsville, Texas. Tenía vientos máximos sostenidos de 65 km/h (40 mph), de acuerdo con el NHC, con sede en Miami. Se considera que es tormenta tropical cuando tiene vientos sostenidos de entre 62 y 117 km/h (39 y 73 mph), y cuando supera eso se convierte en huracán.

Brennan dijo que los vientos podrían alcanzar una velocidad de 72 km/h (45 mph) a 80 km/h (50 mph) antes de que la tormenta toque tierra firme.

En algunas partes de la costa de Texas podrían caer de 13 a 25 centímetros (5 a 10 pulgadas) de lluvia, y es posible que zonas aisladas reciban más, comentó Brennan. Señaló que algunos sitios en terrenos más altos de México podrían registrar hasta 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia, que podrían provocar aludes e inundaciones repentinas, sobre todo en los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León.

En el Hotel Miramar Inn de Tampico, México, cerca de donde se tiene previsto que Alberto toque tierra firma, la recepcionista Diana Flores dijo que el viento estaba racheado, pero aún no tan fuerte, y que todavía no había empezado a llover. “Sí hay gente en el restaurante y en la playa”, comentó Flores el miércoles temprano.

Las bandas exteriores de lluvia empezaron a azotar el estado de Tamaulipas, en el noreste de México, durante la noche.

La tormenta se movía hacia el oeste a 15 km/h (9 mph). Avisos de tormenta tropical estaban en vigor desde la costa de Texas en San Luis Pass hacia el sur hasta la desembocadura del río Bravo y desde la costa noreste de México al sur de la desembocadura del río hasta Tecolutla.

“Se tiene previsto que se debilite rápidamente una vez que el centro se mueva tierra adentro, y es probable que Alberto se disipe sobre México” el jueves, de acuerdo con el NHC.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS) dijo que el principal peligro para la costa sur de Texas son las inundaciones por el exceso de lluvia.

Señaló que existía una “alta probabilidad” de que se produjeran inundaciones repentinas en la costa sur de Texas. También es posible que haya tornados o torbellinos de agua.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) dijo que la temporada de huracanes que empezó el 1 de junio y probablemente durará hasta el 30 de noviembre probablemente será muy superior al promedio, con entre 17 y 25 tormentas con nombre. Se prevén hasta 13 huracanes y cuatro huracanes de categoría 3 o mayor.

Una temporada promedio de huracanes en el Atlántico produce 14 tormentas con nombre, siete de ellas huracanes y tres huracanes de categoría 3 o mayor.

Brennan señaló que, generalmente, el primer sistema con nombre del océano Atlántico se produce el 20 de junio, así que Alberto está “más o menos justo a tiempo”.

Una tormenta sin nombre a principios de junio arrojó más de 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia en algunas partes del sur de Florida, dejando varados a varios automovilistas en calles inundadas y enviando agua a viviendas y zonas de baja altitud.

Brennan dijo que habrá peligrosas corrientes de resaca de la tormenta y que los automovilistas deberían estar atentos a los cierres de caminos y regresarse si ven calles cubiertas de agua.

“Las personas subestiman el poder del agua y a veces no toman en serio las lluvias y las amenazas que planea, sobre todo si están conduciendo en una zona y si ven que el agua cubre el camino, no quieren conducir a través de ella”, dijo Brennan. “No saben a qué profundidad está el agua… no hacen falta más que unos pocos centímetros de agua en movimiento para arrastrar su auto”.

Copyright ©2024 Fort Myers Broadcasting. All rights reserved.

This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed without prior written consent.